Skip to content Skip to left sidebar Skip to right sidebar Skip to footer

CONTROLES DE FIN DE AÑO

Desde la Municipalidad destacaron el trabajo realizado en las distintas áreas, los controles, el operativo de limpieza posterior y reiteraron el llamado a la población de tomar conciencia para cuidar los espacios públicos. Cerca de 1500 personas se reunieron en el playón y a primera hora de la mañana finalizaron la zona ya se encontraba normalizada.

Al igual que en nochebuena, el intendente Daniel Escalante y otros funcionarios del gabinete, pasada la medianoche recorrieron distintos puntos de control y las zonas en las que estaba distribuido personal de la Municipalidad realizando operativos solos o en compañía de las Fuerzas de Seguridad.

“Estuvimos dando vueltas por la ciudad para acompañar al personal que estaba en los controles, ver como se estaba desarrollando todo y estar atentos ante cualquier situación que pudiera surgir”, manifestó Escalante “Reiteramos a las y los roldanenses la necesidad de tomar conciencia del cuidado de los espacios públicos, que son de todos, y que una rotura del mobiliario o disponer de recursos para limpiar la ciudad es dinero de los contribuyentes. Tenemos que cuidar la ciudad porque es nuestra, es de todos y así hay que entenderlo para convivir juntos”, añadió.

Sobre el playón se reunieron cerca de 1500 personas que celebraron la llegada del nuevo año y cuando, con las primeras luces del amanecer comenzaron a retirarse se pusieron en acción las cuadrillas de limpieza para retornar todo a la normalidad lo antes posible.

“Se labraron algunas actas; hubo un gran trabajo conjunto del personal policial, la Guardia Urbana y todos los que desde las 19 horas de ayer hasta las primeras horas de hoy estuvieron trabajando para que esto fuera una fiesta en paz”, expresó Marisabel Mendoza, secretaria de Seguridad y Control.

Sobre las 7,30 de la mañana las cuadrillas de limpieza habían logrado limpiar la zona en la que se desarrolló la mayor parte de la fiesta sobre la avenida y el playón y la ciudad retornaba a su aspecto anterior. “Se activó el operativo ni bien se despejó el lugar, tenemos pocos recursos y todo lo que encaramos es con un gran esfuerzo, pero con el tiempo, una buena administración y la colaboración de la gente vamos a ir normalizando todos los servicios”, resaltó Luciano Jaeggi, secretario de Gobierno y otro de los funcionarios que estuvo activo en estas horas de celebración.

Finalmente el secretario de Salud, Guillermo Bill, que se pasó por el puesto de salud del municipio para brindar con el personal sanitario de guardia, también destacó la actitud de los sanitaristas y que la fiesta haya transcurrido sin sobresaltos aunque no dejó de hacer un llamado para sostener los cuidados para no lamentar contagios en esta nueva ola de la pandemia.

“Todo el gabinete estuvo alerta desde el comienzo de los operativos hasta que finalizaron. Desde que asumimos hace 20 días, estamos trabajando para llevar a los roldanenses una mejor calidad de vida y vamos a poner todo el esfuerzo para lograrlo. Con el paso del tiempo la gente va a empezar a ver los cambios”, resaltó Escalante.